lunes, 20 de septiembre de 2010

Noticia: Pekín se entrena en masa


Gimnasia masiva. Ésa es la actividad a la que nuevamente han sido 'invitados' los ciudadanos de Pekín por las autoridades chinas. Así, cada día, los trabajadores de la capital oriental deberán dedicar parte de su tiempo laboral a realizar ejercicio físico.
Suspendidos hace tres años, los ejercicios en masa en el lugar de trabajo, -originarios de la época maoista-, acaban de volver a ponerse en marcha. El objetivo, aseguran, es mantener en forma una población cada vez más sedentaria.
Cada semana, en un parque que linda con la Ciudad Prohibida, un grupo de instructores enseña las figuras de los ejercicios a varios voluntarios. Luego, estos se encargan de mostrárselas a los pekineses que deberán ejecutarlos dos veces al día al ritmo de la música de la radio estatal.
"Los jóvenes pican mucho y permanecen sentados toda la jornada delante del ordenador. No quieren hacer ejercicio", lamenta Liu, 28 años, empleada de de una agencia inmobiliaria cuyo propietario le ha pedido que aprenda los ejercicio para enseñárselos al resto de sus colegas.
"Este tipo de actividad es buena para el cuerpo y el espíritu", asegura, antes de de volver a dirigirse a un grupo que se mueve a golpe de sus instrucciones: "¡uno, dos tres, cuatro!".
Lanzada en 1951 por Mao Zedong, la gimnasia en masa ha evolucionado a lo largo de estas décadas, combinando ejercicios de disciplinas tradicionales chinas, como el Kung Fu, con otras actividades más modernas y actualizadas, como el aerobic.

Una iniciativa recuperada
Estas actividades en grupo se habían suspendido en 2008 por dos razones: por un lado, la falta de entusiasmo de la población y, por otro, el inicio de los preparativos de los Juegos Olímpicos de Pekín.
Sin embargo, han reaparecido justo después de que las autoridades hayan mostrado su preocupación por el aumento de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares entre los chinos.
La Federación de sindicatos de Pekín desea que los ocho minutos de deporte estén integrados en todas las empresas del estado en 2011 y que el 60% de los empleados pekineses participen e ellos.
Está previsto formar a 5.000 instructores que serán los encargados de enseñar los movimientos a los empleados de la capital.
Zhang Zhenying, que enseña ejercicios cerca de la Ciudad Prohibida dos veces por semana, espera que los ciudadanos se entusiasmen con la iniciativa.
Sin embargo, otros trabajadores muestran menos interés y se preguntan si esta práctica es útil en esta época, donde las jornadas laborales son muy largas y existe mucha presión.

Fuente: El Mundo

0 comentarios:

 

Acerca de... Juanjo Vilar

Juan José Vilar Abellaneda

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

Profesor en el I.E.S. Francisco Ros Giner - Lorca / Murcia



Páginas vistas en total